¿Comprar o alquilar un departamento?
Conoce los pros y contras

Seguir alquilando departamentos o empezar a ahorrar para comprar su propio inmueble.

  • 31-05-2017

¿Comprar o alquilar un departamento?

BCP
compartir

Denise se mudó sola porque estaba en busca de su independencia. Sin embargo, ahora está pensando si debe seguir en el rubro del alquiler de departamentos o empezar a ahorrar para comprarse su propio inmueble. ¿Qué debería hacer?

Denise sabe que el alquiler de departamentos ofrece varias ventajas respecto de comprar uno, empezando porque no deberá ahorrar para pagar una cuota inicial. Para ella, las principales ventajas de alquilar un inmueble son:

 

Flexibilidad: Como ella busca seguir escalando posiciones laborales, alquilar un departamento le ofrece la flexibilidad que necesita, porque siempre podrá alquilar una propiedad mejor o una más barata, dependiendo siempre de su salario.

Todo en uno: El arrendatario le ofreció, por un solo paquete, el pago del mes, el mantenimiento del edificio, los arbitrios, luz, agua, cable e internet, por lo que no se preocupa de tener que estar al día con cada uno de los servicios o pagos por separado.

Poca inversión: Para alquilar no tuvo que tener grandes ahorros ni tener que solicitar avales o créditos personales, con todos los intereses que eso supone. Es más, buscando con cuidado, encontró un departamento en una excelente zona a buen precio.

No se hace problemas: Cada vez que el inmueble presenta problemas de conexiones de luz o agua, Denise busca al arrendatario para que los resuelva. Como consta en el contrato que firmó, todos los arreglos o mejoras van por cuenta de este.

Sin ataduras: Una gran ventaja de alquilar es la facilidad con la que podrá abandonar el departamento, ¡ella coge sus cosas y se va en busca de uno mejor! Mientras que si fuera de su propiedad tendría que hacer decenas de trámites.

 

Pero Denise, conversando con un amigo que sabe de economía y finanzas, llegó a otras conclusiones a favor de comprar un departamento.

 

Dinero al agua: Para una persona que se ha independizado de forma definitiva, y que va a vivir en un departamento por un largo periodo de tiempo, podría resultar poco rentable, a mediano plazo, pagar el alquiler de una propiedad que nunca va a ser suya.

No puede hacer nada: A Denise le gustaría cambiar las cortinas pero puede que el arrendador no acepte. Como el departamento no es suyo no puede hacerle cambios. Además, es una inversión que no valdrá la pena, considerando que no es la dueña.

Buena inversión: Comprar una vivienda, en un contexto en el que el valor de la propiedad se ha triplicado, es una alternativa. Haciendo cálculos, podría gastar más comprando que alquilando, pero la diferencia es que luego de 15 años la propiedad será suya.

No es imposible: En la actualidad, aunque existen distritos que se han revalorizado de forma excesiva, aún es posible encontrar departamentos en venta accesibles, sobre todo si los encuentra antes de que haya empezado la construcción (en planos).

Solo mío: Si la meta de Denise es independizarse, qué mejor que con su propio departamento. Así se case o tenga más familia, siempre tendrá una propiedad a su nombre para generar renta, heredar a sus hijos o para volver a ser soltera.

 

Denise seguirá en el rubro del alquiler de departamentos por un tiempo, pero ha decidido que pronto comprará su propio inmueble, por lo que empezará a buscar departamentos en venta desde este fin de semana. Ahora es consciente de que debe empezar a juntar para la cuota inicial, ¡y cuanto más, mejor!